La Anosognosia

¿En qué consiste?

Cuando nos enfrentamos a un problema o crisis de salud, la mayoría de las personas aceptan que existe tal circunstancia y toman medidas para resolverlo. Sin embargo, hay ciertas personas como los afectados por procesos de demencia, que no ven problema alguno.

En estos casos estamos hablando de anosognosia o desconocimiento de la enfermedad. Se trata de una situación patológica referida a los pacientes con problemas neurológicos que no tienen percepción de sus déficits funcionales neurológicos.

Se trata de una negación total, el paciente no es consciente del deterioro de sus funciones, aun siendo evidente para los profesionales sanitarios y las personas de su entorno.

Esta negación supone que la persona se vea con capacidad de completar tareas por su cuenta cuando claramente no puede hacerlo. Actividades como cocinar o conducir pueden suponer un peligro tanto para la persona como para su entorno.

Esto puede derivar en una gran dificultad para los cuidadores y familiares de la personas afectada, espacialmente cuando intentan ofrecerles ayuda o algún tipo de atención.

Causas y enfermedades que provocan anosognosia

Esta condición neuropsicológica es muy compleja. Sin embargo, hay varios puntos en común que podrían explicar el origen de la anosognosia:

  • Quedan afectadas diversas regiones cerebrales relacionadas con a toma de conciencia.
  • La conciencia sobre nosotros mismos queda relegada y no se puede integrar información referida a la lesión como parte de nosotros, es como si no existiera.

Lesiones cerebrales

La anosognosia se suele observar más en personas que han sufrido alguna lesión en el hemisferio derecho del cerebro a casusa de un Accidente Cerebro Vascular (ACV), Enfermedades Neurodegenerativas y Traumatismos Craneoencefálicos (TCE).

También puede presentarse en otros trastornos neurológicos como: tumores cerebrales, demencia fronto-temporal, ceguera cortical, epilepsia y atrofia posterior.

Alteraciones psicológicas

El principal trastorno psiquiátrico en el que se puede encontrar la anosognosia es en la esquizofrenia. Aunque también se puede originar en trastornos bipolares, anorexia nervioso y algún tipo de psicosis.

Otros trastornos

La anosognosia puede darse como síntoma en casos de prosopagnosia, amnesia, síndrome de Korsakoff, hemiplejías, afasias y apraxias.

Características y síntomas

A pesar de que no existen unos criterios específicos, se han recogido una serie de criterios o síntomas que pueden ayudar a la identificación y clasificación de la anosognosia:

  • Alteración de la conciencia de padecer un déficit o limitación funcional de cualquier área.
  • Alteración en forma de negación del déficit. “No se por qué estoy aquí”, “son los demás los que dicen que estoy mal”, “no se que es lo que me pasa”, estas son algunas de las afirmaciones típicas.
  • Evidencia de déficits por medio de instrumentos de evaluación.
  • Reconocimiento de la alteración por parte de familiares y/o el entorno.
  • Influencia negativa sobre las actividades de la vida diaria.
  • La alteración no aparece en el contexto de estados confusionales o estados alterados de la conciencia.

Efectos de la anosognosia

La anosognosia puede comportar graves peligros:

  • Supone una dificultad a la hora de seguir un tratamiento o realizar una rehabilitación. El paciente no ve necesario el tratamiento ya que no considera que lo necesite; y en caso de que lo lleve a cabo lo hará sin motivación.
  • Puede ser peligroso, conducir o salir a la calle solo sin ser consciente de sus limitaciones puede poner en riesgo a su entorno y así mismo.

Tratamiento de la anosognosia

El tratamiento de la anosognosia es complejo. Lo principal, es intervenir en la patología que ha provocado esta condición, es decir, dar apoyo y rehabilitación para ese daño cerebral o enfermedad.

A su vez, hay que confrontar a la persona con la realidad de su estado. Ha de ser progresiva, introduciendo poco a poco la idea de la existencia del déficit; y no solo eso, también la presencia de las dificultades que implica en la vida diaria.

Es una cuestión complicada y delicada, pero el principal objetivo es conseguir la mayor calidad de vida posible al paciente. Sin embargo, esto no siempre es posible, por lo que hay que prestar apoyo al entorno familiar y dotarles de recursos para su día a día.

Cómo lidiar con la anosognosia de un ser querido

Los familiares y el entorno han de estar informados de la afección que ha provocado la anosognosia; y han de tomar las medidas oportunas para intervenir en dicha patología.

La comprensión de la enfermedad ayuda en gran medida al familiar y/o cuidador a la hora de lidiar con el estrés cotidiano que genera la enfermedad.

Y a su vez, a llevar a cabo alguna de las formas para tratar el estrés o malestar que pueda derivarse de la propia anosognosia:

  • Realizar comunicaciones positivas, hay que ser amable y empático con el familiar al ofrecerle asistencia o ayuda con las tareas.
  • Contribuir a que las tareas que se hagan conjuntamente sean parte de la rutina diaria. El paciente puede estar más inclinado a aceptar ayuda si se normaliza.
  • Hay que tener cuidado al expresar las inquietudes como cuidador. Frases como “déjame ayudarte a cocina; sabes que me encanta cocinar contigo”, funcionan mejor que “No puedes hacer eso, te harás daño”.
  • Recurrir a ayuda profesional cuando las tareas se vuelvan demasiado abrumadoras o problemáticas.

 

En NEPSA Rehabilitación Neurológica contamos con profesionales del ámbito de la neurología, la psicología, y la neuropsicología que pueden ayudar a las personas con este problema y a sus familias.

 

 

Referencias

Sigue nos o da un me gusta:
error

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp Escríbenos

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si sigues navegando, entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar