La rehabilitación de los Accidentes Cerebrovasculares

Los Accidentes Cerebrovasculares

Los accidentes cerebrovasculares (ACV) se producen cuando se interrumpe o se reduce el suministro de sangre, que va a una parte del cerebro, lo que impide que el tejido cerebral reciba oxígeno y nutrientes.

Las células nerviosas mueren en cuestión de minutos en cuanto deja de llegar el riego sanguíneo. Es por ello que un ACV es una emergencia médica. Es prioritario llevar a cabo la intervención, de esta manera se puede reducir al mínimo el daño cerebral y la posibilidad de que surjan complicaciones.

Los ACV se presentan de dos formas:

  • ACV Isquémico: cuando se produce un estrechamiento o bloqueo de un vaso sanguíneo del cerebro. Esto causa una reducción grave del flujo sanguíneo.
  • ACV Hemorrágico: ocurre cuando se produce una pérdida de sangre o una rotura en un vaso sanguíneo en el cerebro. Esta rotura puede ser causada por muchas afecciones, entre las que destacan la hipertensión, el sobretratamiento con anticoagulantes, y la presencia de aneurismas.

Todos los síntomas del ACV aparecen repentinamente. Algunos de los síntomas que se presentan en esta afección son:

  • Problemas para hablar y comprensión
  • Parálisis o entumecimiento de la cara, los brazos o las piernas
  • Dificultades para ver con uno o ambos ojos
  • Dolor de cabeza
  • Problemas para caminar

 

¿En qué consiste la rehabilitación de un accidente cerebrovascular?

La rehabilitación cumple una función fundamental en aquellas personas que sobreviven a un ACV, les permite volver a aprender aptitudes que se han perdido a consecuencia del daño cerebral.

También enseña nuevas maneras de realizar tareas que les permitan sortear o compensar cualquier discapacidad residual. La rehabilitación puede ayudar a la persona a recuperar su independencia y a mejorar su calidad de vida.

El elemento fundamental en todo programa de rehabilitación, según la mayoría de expertos, es la práctica repetida, bien enfocada y cuidadosamente dirigida.

La rehabilitación comienza en el hospital de agudos tras la estabilización del paciente, a menudo entre las 24 y 48 horas posteriores al ACV. Los primeros pasos serán para promover el movimiento, ya que muchas personas suelen estar debilitadas o paralizadas.

Tras esto, se llevará a cabo un plan estructurado de rehabilitación, enfocado a las necesidades, capacidades y limitaciones de la persona tras el ACV.

El plan de rehabilitación:

La rehabilitación depende de la parte del cuerpo o del tipo de capacidad afectada por el accidente. De esta manera el plan de rehabilitación se compondrá de diferentes terapias y ejercicios adaptados a las circunstancias del paciente.

Las actividades físicas pueden incluir:

  • Ejercicios de motricidad
  • Entrenamiento para la movilidad
  • Terapia inducida por restricción
  • Terapia de amplitud de movimiento
  • Estimulación eléctrica funcional

 

Las actividades cognitivas y emocionales son:

  • Terapia para los trastornos cognitivos
  • Terapia para los trastornos de comunicación
  • Evaluación y tratamiento psicológico
  • Uso de fármacos
  • Estimulación cerebral no invasiva (neurofeedback)

 

Consecuencias de los accidentes cerebrovasculares:

Los problemas y discapacidades que pueden surgir tras un ACV dependen del área del cerebro quede dañada y de la gravedad del daño. De esta forma cada caso es único y es difícil compararlos. Pero de forma general los ACV pueden causar cinco tipos de discapacidades:

  • Parálisis o problemas para controlar el movimiento (Hemiplejia y hemiparesia)
  • Trastornos sensoriales que incluyen dolor
  • Problemas para usar o entender el lenguaje (Afasia)
  • Problemas con el pensamiento y la memoria
  • Trastornos emocionales

 

 

La Rehabilitación

Recuperarse de un ACV puede ser una experiencia larga y complicada. Durante este proceso es habitual atravesar dificultades. Pero con dedicación y voluntad de trabajo para mejorar se pueden conseguir los objetivos y mejoras que más beneficien al paciente.

¿Qué profesionales participan?

Para llevar a cabo una rehabilitación de un ACV se necesita contar con un equipo multidisciplinar de especialistas.

  • Médicos: guían la atención médica y ayudan a prevenir complicaciones. Los neurólogos son los especialistas encargados de la atención aguda de los ACV y durante la hospitalización.
  • Enfermeras de rehabilitación: ayudan a los pacientes a volver a aprender cómo realizar las actividades básicas de la vida diaria, y los educan sobre los cuidados y programas médicos que deben llegar a cabo. Trabajan con los pacientes sobre los factores de riesgo que puedan dar lugar a un segundo ataque cerebral.
  • Fisioterapeutas: tratan las discapacidades relacionas con el deterioro motor y sensorial. Ayudan a recuperar el uso de miembros dañados, enseñan estrategias compensatorias y establecen programas de ejercicio para retener las aptitudes recientemente aprendidas por los pacientes.
  • Terapeutas ocupacionales: ayudan a los pacientes a aprender las aptitudes necesarias para realizar las actividades diarias (aseo personas y del hogar, hacer la comida, vestirse, etc), estrategias compensadoras, y adaptar el ambiente cotidiano a sus limitaciones.
  • Logopedas: ayudan a mejorar las habilidades lingüísticas, o a desarrollar medios alternativos de comunicación, y a mejorar la capacidad de tragar.
  • Psicólogos y Neuropsicólogos: es encargan de evaluar y llevar a cabo el tratamiento y/o rehabilitación de las alteraciones cognitivas, conductuales y emocionales causados por los problemas de salud mental y neuronal.

 

Factores que pueden influir en la rehabilitación

De forma general, el éxito de la rehabilitación de un ACV depende de una serie de factores:

  • Físicos: la gravedad del accidente en términos cognitivos y físicos.
  • Emocionales: la motivación y el estado de ánimo del paciente tienen mucho peso, al igual que su capacidad y voluntad para realizar la rehabilitación fuera de las sesiones de terapia.
  • Sociales: el apoyo prestado por la familia y amigos juega un papel muy importante.
  • Terapéuticos: el inicio temprano de la rehabilitación y la calidad del equipo rehabilitador.

 

 

En Nepsa Rehabilitación Neurológica contamos con profesionales del ámbito de la neurologíapsicología, la neuropsicología, la fisioterapia, la terapia ocupacional y logopedia que pueden ayudar a las personas que ha sufrido un ACV, a llevar a cabo una óptima rehabilitación.

 

 

 

Referencias

Sigue nos o da un me gusta:
error

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp Escríbenos

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si sigues navegando, entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar