Estimulación cognitiva en casa

La estimulación cognitiva es un conjunto de actividades con el objetivo de mantener activas las funciones mentales, utilizada sobre todo en procesos de deterioro cognitivo como el Alzheimer. En NEPSA Rehabilitación Neurológica, contamos con un equipo especializado en Neuropsicología, que planifica el abordaje profesional de la estimulación cognitiva. No obstante, estudios científicos han demostrado que la estimulación cognitiva en casa, de forma adicional, también es terapéutica en sí, pudiendo convertir actividades cotidianas como ver la televisión o preparar la comida, en tareas que fomenten los mismos objetivos y consigan un mayor bienestar y calidad de vida en la persona enferma, procurando enlentecer la evolución del deterioro.

Muchos familiares desearían ayudar a la persona con demencia proponiéndole tareas o ejercicios pero, ¿cómo saber qué actividad es adecuada y cuál no, o cómo hacer de una práctica “cualquiera” un ejercicio de estimulación cognitiva? 

Recomendaciones previas para la estimulación cognitiva en casa

Si queremos ayudar a un familiar en proceso de demencia, es importante tener algunas indicaciones en cuenta. De esta forma conseguiremos sacar el máximo partido de los ejercicios y motivar a nuestro familiar a continuar. 

  1. Acompañamiento y participación. Se trata de una actividad que requiere tiempo y dedicación por nuestra parte. De la misma forma, es importante mantener a nuestro familiar activo y partícipe.  Así, conseguiremos una mayor motivación por las tareas y crearemos una rutina conjunta de disfrute para ambos. 
  2. Autonomía. Permitirle actuar por sí solo, o esperar a prestar ayuda puede incrementar su independencia personal y potenciar la funcionalidad en las actividades de la vida diaria. 
  3. Gustos e intereses. Las actividades irán relacionadas con las preferencias de la persona. Por ejemplo, actividades que solía disfrutar, música con la que disfrutase o programas de televisión que le gusten. 
  4. Disponibilidad. Tenemos que tener en cuenta las capacidades de la persona y estar atentos y dispuestos a ofrecer ayuda y responder preguntas. Por ejemplo, explicar la actividad de diferentes formas o dividirla en pequeños pasos para facilitar su comprensión. 
  5. Observación. Observar las señales de cansancio, aburrimiento  o frustración cuando estemos haciendo una tarea y cambiar de actividad puede evitar que pierda el gusto por la estimulación. 

7 ejercicios de estimulación cognitiva

Desde NEPSA Rehabilitación Neurológica os proponemos unos ejercicios sencillos, utilizando materiales cotidianos y adaptando las actividades que ya realizaba la persona. Esta ligera estimulación en casa puede ser de gran ayuda para nuestro familiar, al fomentar la activación de las siete funciones cognitivas: orientación, atención, memoria, gnosias, funciones ejecutivas, lenguaje y praxias. 

1.“El calendario” para la orientación

Utilizar un sólo calendario y colocarlo en la cocina, tachar los días que van pasando y utilizarlo como “agenda” en la que escribir, por ejemplo, citas con el médico, llamadas que tenga que hacer, o actividades diarias. Cada mañana, al ir a desayunar, guiaremos a nuestro familiar hacia el calendario para tomar conciencia sobre el día, mes y año en el que se encuentra y si tiene alguna tarea o cita a la que acudir como ir al médico o a la iglesia si es domingo, un cumpleaños, etc. Además, podemos introducir una conversación sobre las fechas pasadas o próximas en la planificación del calendario, para así manejar diferentes acontecimientos y situarlos cronológicamente. 

2.“Programación de la televisión”

Cada lunes, podemos ayudar a nuestro familiar a organizar el horario de programas televisivos de los que suele disfrutar viendo, utilizando el día, la hora y el canal en el que se retransmite. Esta actividad se puede adaptar a cualquier otra rutina o actividad que disfrute introduciendo en su rutina. Planificar un horario puede ser útil el trabajo de las funciones ejecutivas pero, una vez terminado también puede servir para la orientación diaria y atención al buscar qué programa hay, a qué hora y en qué canal. También podemos introducir preguntas sobre la programación para, además, fomentar la estimulación de la memoria. 

3.“La revista/ periódico”

En todas las revistas o periódicos existe una sección de pasatiempos que puede mantener a cualquier persona inmersa durante horas. Una sopa de letras o un “encuentra las 7 diferencias”, puede ser muy útil poner en práctica la atención en todos sus niveles. Entonces, ¿por qué no motivar a nuestro familiar a disfrutar de esta actividad? Para ello, podemos fijar un momento del día y hacerla conjuntamente, facilitando ayudas y haciendo de él algo agradable. Por otro lado, leer una noticia de la revista puede ser útil también para la atención. También podemos interesarnos por lo ocurrido en la noticia y así poner a trabajar la memoria. 

4.“El catálogo del supermercado”

Vamos a hacer la lista de la compra juntos, pero, tenemos que fijarnos sólo en los productos que cuesten menos de 2€. Con una instrucción sencilla y tachando sólo los productos que cumplan esa condición u otra similar, podemos trabajar funciones como atención o las praxias. Además, preguntando cómo se llama…, qué utilizamos para…, cómo se llama el que empieza por la letra…  entraría en juego la función del lenguaje. 

5.“El álbum de fotos”

Podemos trabajar las gnosias mediante el reconocimiento de personas, caras u objetos que aparecen en las fotos y, además, facilitar un diálogo sobre qué pasó en la foto, qué estaban haciendo, qué momento vino antes y cuál después, pueden añadir en esta actividad la activación de la memoria, el lenguaje y las funciones ejecutivas.

6.“¿Qué pasos tengo que seguir para…?”

Según los gustos o las actividades con las que esté familiariazada la persona, podemos preguntar sobre la secuencia que habría que seguir para, por ejemplo, poner una lavadora, hacer una receta o cambiar una rueda de un coche. Las funciones ejecutivas entran en juego a la hora de planificar u ordenar acciones, por lo que esta tarea es muy útil para practicar. 

7.“Vamos a hacerlo”

Esta tarea incluye la puesta en práctica, según la adecuación a las capacidades de la persona, de todas las anteriores. Así, podemos manejar las praxias en la ejecución de tareas que hace regularmente, como coser un botón, hacer unas lentejas después de explicarnos cuáles serían los pasos, tachar cada día los días o escribir las fechas, o marcar los números para llamar por teléfono.

Es muy importante mantener la motivación y hacer de cada momento o de cada tarea algo sencillo y agradable. Hacerlo juntos, estar disponibles e incluirlo como una rutina más que como un deber, puede ayudar a nuestro familiar a disfrutar de cada tarea. Aunque estas son solo ejemplos de cómo hacer de las rutinas diarias un proceso de estimulación cognitiva en casa, es esencial el asesoramiento de profesionales cualificados que supervisen la adecuación de las propuestas en relación a los objetivos de tratamiento previamente estructurados. Ambas, de forma conjunta, pueden ser altamente útiles para frenar el deterioro, aumentar la autonomía y, sobre todo, mejorar en calidad de vida.

No dudes en contactarnos para saber más, en NEPSA Rehabilitación Neurológica estamos dispuestos a resolver tus dudas y recibir cualquier solicitud.

Referencias bibliográficas

Blázquez Alisente, J.L. y Muñoz Marron, E. (2009). Estimulación cognitiva y rehabilitación neupsicológica. Barcelona: Editorial UOC.

Cerulla, N. (2020, 2 de marzo).Consejos para realizar actividades de estimulación cognitiva en casa. KnowAlzheimer. Recuperado de: https://knowalzheimer.com/consejos-para-realizar-actividades-de-estimulacion-cognitiva-en-casa/

Martínez Rodríguez, T. (2002). Estimulación cognitiva: guía y material para la intervención. Asturias: Gobierno del Principado de Asturias. Consejería de Asuntos Sociales.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp Escríbenos

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si sigues navegando, entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar