Escala de Deterioro Global

La Escala de Deterioro Global (GDS) de Reisberg, es utilizada para determinar el estadio en el que se encuentra una persona, desde los primeros déficits cognitivos hasta los síntomas más graves de demencia. Para ello, valora el conjunto de los niveles cognitivo, conductual y físico, y así poder especificar el grado de la escala en el que se encuentra.

Teniendo en cuenta la información destacada de la valoración neuropsicológica, la entrevista con la persona y sus familiares, y la observación clínica, se puede subdividir la evolución del deterioro en:

-Grado 1: Ausencia de déficits.

No se hayan resultados de deterioro cognitivo o funcional subjetivos u objetivos. Sería el estadio correspondiente a la «normalidad» y a las características que presenta en relación a la edad. 

-Grado 2: Déficit subjetivo.

El déficit cognitivo es muy leve e incluso normal para la edad, pudiendo observar quejas de pérdida memoria en la ubicación de objetos, nombres o citas médicas, entre otros. La persona es perfectamente consciente de los olvidos, a pesar de no ser percibidos con gravedad en su entorno laboral o familiar. 

-Grado 3: Deterioro límite.

En este momento, los familiares y amigos remarcan algunas dificultades. Por ejemplo, haberse perdido en una calle, tener un rendimiento laboral notablemente bajo, dificultad para recordar palabras y nombres cotidianos o para colocar objetos de uso diario en su lugar correcto. A partir de esta fase, es posible que la persona manifieste síntomas de ansiedad y niegue las dificultades que está experimentando.

-Grado 4: enfermedad de Alzheimer leve.

El déficit podría manifestarse en dificultades en el recuerdo de su historia pasada, y  la planificación de eventos futuros, como unas vacaciones o un viaje. Además,  es frecuente que su estado de ánimo sea muy variable. Por otro lado, a pesar de que los problemas de atención son cada vez más notables, la persona se encuentra perfectamente orientada y reconoce a sus familiares.

-Grado 5: enfermedad de Alzheimer moderada.

Empiezan a observarse afectaciones en la autonomía personal, desorientación e incapacidad para recordar datos relevantes de su vida cotidiana como su dirección o número de teléfono, entre otros. Por ejemplo, es posible que necesite cierta ayuda para escoger la ropa adecuada a la época del año en la que se encuentra. Sin embargo, estas dificultades no afectan a las actividades básicas de la vida diaria como la comida o el aseo personal. 

-Grado 6: enfermedad de Alzheimer moderadamente grave.

El déficit cognitivo es grave y se manifiesta en un decremento de la habilidad funcional de la persona, por ejemplo, para vestirse o asearse solo, y en problemas de incontinencia tanto urinaria como fecal. En este momento, podrían observarse cambios en la personalidad, variabilidad emocional, agresividad o ansiedad, entre otros síntomas psicológicos. 

-Grado 7: enfermedad de Alzheimer grave.

Progresivamente pierde todas las capacidades verbales y motoras, limitando habla y movimientos hasta la pérdida de la capacidad para sonreír o mantener la cabeza erguida. El grado de independencia disminuye hasta que la asistencia en la higiene personal y en la alimentación se vuelve completamente necesaria. 

La Escala Global de Deterioro permite facilitar la toma de decisiones posteriores y la propuesta de intervenciones adecuadas. En NEPSA Rehabilitación Neurológica contamos con un equipo de profesionales que, conjuntamente, valoran la profundidad y los detalles del caso en todos sus niveles. En un paso por las áreas de Neuropsicología, Psicología, Fisioterapia, Terapia Ocupacional y Logopedia, se facilita el estudio físico, cognitivo y conductual. De esta forma y bajo los principios de seguridad, comunicación y confianza, nos es posible definir objetivos e intervenciones que se ajusten a las características de cada persona y sus preferencias. 

¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros para saber más información o para plantearnos tus dudas!

Referencias bibliográficas

Custodio, N., Becerra-Becerra, Y., Alva-Diaz, C., Montesinos, R., Lira, D., Herrera-Pérez, E. et al. (2017). Validación y precisión de la Escala de Deterioro Global (GDS) para establecer severidad de demencia en una población de Lima. Revista CES Medicina, 31(1), 14-26. DOI: http://dx.doi.org/10.21615/ cesmedicina.31.1.2

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp Escríbenos

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si sigues navegando, entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar