Trastorno de Ansiedad Generalizada

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) es uno de los denominados “Trastornos de ansiedad”. En este caso, se caracteriza por la preocupación y sentimiento de amenaza crónica. Generalmente, se trata de personas que procuran la organización y planificación absoluta, para evitar producir cambios en sus vidas. La ansiedad, finalmente, se produce en el momento en el que se introduce una modificación que sale de su control.

Síntomas de ansiedad

Se entiende por ansiedad, la aparición de síntomas como los siguientes: 

  • Preocupación o ansiedad persistentes desproporcionada en relación al origen.
  • Pensamiento obsesivo sobre la planificación y solución a todas las alternativas y resultados posibles ante un problema.
  • Dificultad para tolerar la incertidumbre ante situaciones novedosas.
  • Miedo a tomar decisiones erróneas.
  • Incapacidad para relajarse y nerviosismo.
  • Dificultad para concentrarse. 

Algunos signos físicos que generalmente se experimentan son: tensión muscular crónica, problemas de sueño, fatigabilidad o irritabilidad, entre otros.

La ansiedad y la preocupación provocan una angustia considerable que termina interfiriendo en el funcionamiento normal de la persona. Ve afectado su trabajo, sus relaciones sociales o familiares, o su propia salud física.

Factores de riesgo

El trastorno de ansiedad generalizada afecta actualmente al 2,8% de la población entre 24 y 55 años. Además, es una de las patologías que más prevalece en la tercera edad, dada la alta preocupación por el estado de salud. Asimismo, los estudios sugieren ciertos elementos que podrían agravar el riesgo de padecer ansiedad generalizada:

  • Personalidad. Ciertos rasgos o formas de actuar como la tendencia a evitar situaciones desagradables, sentimientos negativos o cambios vitales, entre otros. 
  • Traumas en la infancia o adolescencia. 
  • Estilo de apego inseguro. Tipo de relación padre-hijo que, desde la infancia, puede determinar ciertos tipos de actuación futuros de la persona.
  • Situación económica o social que genere preocupaciones e inestabilidad. 

Por otro lado, no se observa un patrón que pueda predecir la ansiedad en torno a elementos como el nivel de estudios, las creencias religiosas o el lugar de residencia (rural/urbano). 

Tratamientos para el Trastorno de Ansiedad Generalizada

 Generalmente, el trastorno de ansiedad generalizada se aborda desde el ámbito de la Psicoterapia. Gracias a la evidencia científica, casi todas las propuestas de tratamiento contemplan algunos elementos comunes. De igual modo, cada intervención puede variar según el modelo y las técnicas utilizadas. 

  • Psicoeducación. Conceptualización y comprensión de los síntomas. De esta forma, se contempla qué es, qué factores de riesgo existen o qué abordajes pueden llevarse a cabo. 
  • Relajación. Técnicas de relajación muscular y respiración podrían ser útiles para ayudar a disminuir los síntomas físicos experimentados. 
  • Auto-observación de la preocupación y las reacciones de ansiedad. Estudio de las fuentes o elementos generadores de ansiedad, duración o características del proceso. 
  • Cambio cognitivo. A través de técnicas psicoterapéuticas como la exposición puede obtenerse un cambio en el pensamiento de la persona. Al tratarse de una problemática que engloba tanto síntomas físicos como cognitivos, el cambio físico por sí solo no reduciría la ansiedad. Por otro lado, al añadir el cambio en las bases del pensamiento, se generan beneficios más notables y duraderos.

Otras alternativas de tratamiento, de forma aislada o complementaria a la psicoterapia, podrían incluir técnicas de Neurofeedback, para ayudar a regular y estabilizar la actividad cerebral en dirección a reducir los síntomas de ansiedad relacionados. 

¿Cuándo consultar con un especialista?

La ansiedad puede ser una experiencia normal en cualquier individuo. Sin embargo, es importante prestar atención al agravamiento de los síntomas y solicitar ayuda cuando la preocupación excesiva interfiere en tu trabajo, tus relaciones u otros aspectos de tu vida e incluso está llegando a afectar en tu salud física. 

En NEPSA Rehabilitación Neurológica contamos con un equipo de profesionales que, observando cada caso desde la individualidad, podrían orientarte sobre las características del problema y los tratamientos eficaces según la literatura científica más actual. 

Referencias bibliográficas

Boletín de Información Clínica Terapéutica de la Academia Nacional de Medicina(2013). El trastorno de ansiedad generalizada. Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM56(4), 53-55. Recuperado de: http://www.scielo.org.mx/pdf/facmed/v56n4/v56n4a9.pdf

Glink-Lezana, A. (2018). Eficacia de un entrenamiento en neurofeedback de la onda cerebral alfa en el tratamiento del estrés, la ansiedad, la depresión y los síntomas psicosomáticos. Universitat de Girona. Recuperado de: http://hdl.handle.net/10803/666192

Rando, M.A y Cano, J. (2017). Trastornos de ansiedad. En M. Ortiz-Tallo (Coord.), Psicopatología clínica. Adaptado al DSM-5, (33-40). Madrid: Ediciones Pirámide. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp Escríbenos

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si sigues navegando, entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar