¿Qué es el estrés laboral?

El estrés laboral es una problemática que, actualmente, afecta al 25% de los trabajadores europeos. Estos afirman experimentarlo durante todo o casi todo el tiempo de la jornada, notando una afectación negativa en su salud. 

El estrés es el resultado del desajuste que el individuo percibe entre las demandas del ambiente y los recursos de los que dispone para hacerles frente. Esta problemática puede afectar gravemente alguna o varias facetas de la persona, entre ellas, el trabajo. De esta forma, el estrés laboral puede entenderse como: 

    • La percepción que el sujeto realiza del entorno de la organización 
    • en combinación con sus características personales o situación interpersonal, 
    • pueden generar reacciones emocionales, fisiológicas o conductuales, 
    • que pueden resultar en cambios de salud mental o física 
    • dependiendo de las habilidades de afrontamiento de la persona.”

¿Cómo distinguir el estrés laboral de otras problemáticas?

Es importante distinguir la problemática asociada estrés de otros conceptos. Entre ellos, suele confundirse “estrés” con los siguientes términos:

  • Sobrecarga. El estrés laboral no necesariamente tiene su origen en el exceso de trabajo. En ocasiones, existe el denominado “hipoestrés”, que se caracteriza por tener su origen en la infacarga de trabajo. Esto quiere decir, que la persona desarrolla la problemática entorno a la escasa cantidad de trabajo o por “no hacer nada”. 
  • Distrés. Éste término hace alusión a la negatividad del estrés. Sin embargo, existe un nivel denominado “eustrés”, en el que éste puede ser beneficioso, sobre todo, en la producción y eficacia en el trabajo. 
  • Ansiedad. La ansiedad puede ser síntoma de estrés, pero no necesariamente cursa con ella. Por otro lado, son independientes y su abordaje estaría guiado por distintos objetivos. 

El proceso del estrés laboral 

El desarrollo de este tipo de patología está determinado la interacción entre factores sociales, organizacionales y del puesto de trabajo. Estos engloban los denominados estresores. Algunos de ellos podrían ser la novedad ante la situación, la falta de habilidades, la sobrecarga o infracarga laboral o la exposición a condiciones de riesgo por contacto de sustancias químicas, entre otros.

Estos pueden influir negativamente en la persona y en su relación con el puesto de trabajo, en función de variables personales como la experiencia previa, el apoyo social o contar con unas estrategias de afrontamiento para la gestión del estrés. 

El estrés laboral, por su parte, podría tener, de igual manera, consecuencias sociales, para la empresa e individuales. Por ejemplo, podría generar un alto coste para la empresa, o graves alteraciones en la salud del individuo. 

Estrategias de afrontamiento

En algunos estudios, se han clasificado las estrategias utilizadas por los propios individuos para hacer frente a situaciones estresantes relacionadas con el trabajo. Entre las más eficaces se encontraron: 

  1. Afrontamiento activo: Llevar a cabo acciones para eliminar o paliar el estresor. Por ejemplo, reducir las horas fuera de la jornada, introducir hábitos de vida saludables o reducir aquellos elementos o situaciones que generan estrés. 
  2. Planificación: Pensar cómo se va a hacer frente al estresor y planificar su esfuerzo de afrontamiento activo. Detallar qué acciones se van a llevar a cabo para poner en marcha la gestión del estrés. 
  3. Búsqueda de apoyo social instrumental: Buscar ayuda, información o consejo acerca de qué hacer de forma profesional. 
  4. Búsqueda de apoyo social emocional: Obtener simpatía o apoyo emocional de alguien. Generalmente, referido al entorno social de amigos y familiares. 

Las empresas, por su parte, deben desarrollar planes de prevención e intervención, para tratar de reducir los riesgos asociados. Así, podrían evitar bajas laborales y  favorecer la salud mental de sus trabajadores, correlacionada enormemente con la producción de los mismos. 

Tratamientos para el estrés laboral

El propio trabajador o la empresa pueden solicitar ayuda profesional para la intervención sobre problemáticas de estrés en el entorno de trabajo. Entre ellas, las más conocidas y utilizadas serían: 

  • Psicoterapia. Desde objetivos relacionados con conducta, pensamiento y promoción de hábitos de vida saludables, es posible hacer frente al estrés laboral mejorando la calidad de vida y el bienestar de la persona.
  • Neurofeedback. Esta técnica ha demostrado grandes beneficios en la gestión de la ansiedad y el estrés. De forma general, sus objetivos estarían encaminados a modular la actividad cerebral hacia una más eficiente y flexible. De esta forma, se han observado grandes resultados en la reducción del estrés y la mejora global en la calidad de vida del individuo. 

En NEPSA Rehabilitación Neurológica contamos con un equipo de profesionales cualificados para la aplicación de ambas técnicas. Adaptándonos a las necesidades y condiciones de cada persona, proponemos intervenciones que garanticen la seguridad y confianza de nuestros pacientes. 

¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros para obtener más información!

Referencias bibliográficas

Babatunde, A. (2013). Occupational Stress: A Review on Conceptualisations, Causes and Cure. Economic Insights-Trends & Challenges, 65(3).

Kung, C. S. y Chan, C. K. (2014). Differential roles of positive and negative perfectionism in predicting occupational eustress and distress. Personality and Individual Differences, 58, 76-81.

McCraty, R., Atkinson, M. y Tomasino, D. (2003). Impact of a workplace stress reduction program on blood pressure and emotional health in hypertensive employees. The Journal of Alternative & Complementary Medicine, 9(3), 355-369.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp Escríbenos

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si sigues navegando, entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar