Estimulación y neurodesarrollo infantil

El neurodesarrollo es el proceso de crecimiento y constitución del sistema nervioso (cerebro, cerebelo, médula espinal, etc.). En él, pueden existir influencia de factores genéticos, culturales, psicológicos y socioeconómicos. Durante este desarrollo, ocurren múltiples procesos de forma simultánea. Sin embargo, es posible diferenciarlo en tres etapas, según el proceso dominante:

  • Durante los tres primeros meses de embarazo. Se produce la formación de nuevas células o “neurogénesis”. 
  • Entre los 3 y los 6 meses, comienza a formarse y organizarse el sistema nervioso. 
  • Entre el mes sexto y noveno de embarazo, los órganos ya están formados y se dedican al aumento de tamaño. 
  • Después del nacimiento, empieza el desarrollo motor, cognitivo y emocional, hasta la vida adulta. 

Cualquier alteración durante el embarazo o después del nacimiento, podría alterar el desarrollo normal del sistema nervioso. De hecho, entre un 8-10% de alteraciones del neurodesarrollo se producen debido al bajo peso al nacer o a la prematuridad del parto. La estimulación temprana es una técnica que sirve para facilitar el desarrollo normal o patológico de la capacidad motora, cognitiva y emocional, con el objetivo de mejorar la adaptación del bebé al entorno. 

Muchos estudios corroboran la importancia de realizar ejercicios de estimulación durante los dos primeros años del bebé para cuidar el desarrollo del cerebro del bebé atendiendo a la nutrición, hidratación y estimulación psicosocial.

Estimulación y neurodesarrollo en la rutina de higiene y nutrición

El baño y las comidas suelen ser unas de las rutinas más frecuentes en los bebés. En ocasiones, incluso, es posible utilizar el baño como el momento previo a la cena o a acostarse, para introducir un “horario” y una orientación temporal en el bebé. Algunos ejercicios pueden consistir en:

  • La diferenciación de texturas y olores, utilizando esponjas y toallas, cubiertos y alimentos que le ayuden a diferenciar y aumentar estos sentidos. 
  • Masaje por las diferentes partes del cuerpo, para aumentar de la conciencia corporal y diferenciar la movilidad de cada una. 
  • Utilización de juguetes para favorecer el juego, la atención y el seguimiento visual. 
  • Favorecer el control cefálico a través del cambio de posturas: sentado y boca arriba. 

Estimulación a través del juego

El juego es un hito en el desarrollo personal. Sirve para su propio desarrollo cognitivo, motor y emocional y es el método fundamental de socialización a estas edades. Por ejemplo, algunas ideas para favorecer este área podrían ser:

  • Cantar canciones que incluyan movimientos del cuerpo o gestos específicos. Esto puede favorecer el aprendizaje y el lenguaje. Además, podrían asociarse diferentes canciones al momento del día para establecer la sensación de rutina y el inicio-fin de cada actividad. 
  • Las bolsas de los sentidos. Una forma de experimentar las diferentes texturas es introducir granos de arroz, algodón, pan rallado… en bolsas de plástico.
  • El escondite del juguete. Se coloca un juguete en el suelo y se tapa con una tela, dejándoselo mostrar varias veces, esperando que lo busque y lo encuentre. De esta forma, favorecemos la capacidad de investigación y conciencia del objeto. 
  • El juego del espejo. Utilizando el lenguaje, explicándole quién es el niño del espejo y haciendo movimientos para que se identifique a sí mismo, es muy útil para comenzar a introducir el concepto de identidad y de sí mismo. 
  • Guardar cada juguete en su lugar correspondiente puede ser un ejercicio que aumente la memoria y la conciencia del espacio. Además, de esta forma, el niño necesitará realizar una intención comunicativa de pedir el objeto. Al recibirlo, esto aumentará el sentido de conducta eficaz y favorecerá el aprendizaje de la misma.

Neurodesarrollo, comunicación y el lenguaje

Uno de los procesos más importantes en el neurodesarrollo es la intención y el acto comunicativo. Bien sea a través de gestos, sonidos o, posteriormente, el lenguaje. Es importante estimular este desarrollo en cada actividad del niño. Para ello, por ejemplo, podemos interactuar con él e imitar sus gestos o sonidos para aumentar el interés por la comunicación. Así, conseguiremos aumentar la atención y favorecer el lenguaje, necesario para el desarrollo social posterior. 

La valoración del desarrollo infantil para la detección precoz de cualquier disfunción y el tratamiento correspondiente. Las alteraciones en el neurodesarrollo son la causa principal de discapacidad intelectual y otras afectaciones. Entre ellas, se estima que un 20% podrían ser evitables a través de la estimulación temprana. 

En NEPSA Rehabilitación Neurológica contamos con un equipo cualificado para realizar una valoración exhaustiva del caso y proporcionar un plan de tratamiento ajustado a las necesidades específicas de cada caso. No dudes en contactarnos para obtener más información. 

Referencias bibliográficas

Dempsey, I. & Keen, D. (2008). A review of processes and outcomes in family centered services for children with a disability. Topics in Early Childhood Special Education, 28(1). DOI: 10.1177/0271121408316699

García-Sicilia, J. y cols. (2001). Manual práctico de pediatría en atención primaria. Madrid: Publimed.

Dworkin, P. (1989). British and American recommendations for developmental monitoring: The role of surveillance. Pediatrics, 84(6), 1000-1010. PMID: 2479904 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp Escríbenos

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si sigues navegando, entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar