Día Mundial Contra el Cáncer

El día 4 de febrero se celebra cada año a nivel mundial el Día Contra el Cáncer. Esta campaña, promovida por la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC), parte con el lema “Yo soy y voy a”, haciendo un llamamiento a todo el mundo con el fin de fomentar y promover acciones dirigidas a reducir el impacto del cáncer.

Desde NEPSA nos acogemos a este llamamiento, y para ello vamos a dedicar este artículo para tratar una de las mejores formas de combatir el cáncer, la Prevención del cáncer.

¿Qué es el cáncer?

Es una enfermedad que se presenta cuando los cambios que se producen en un grupo de células sanas del organismo generan un crecimiento anómalo e incontrolado que da lugar a un bulto o tumor.

Sin tratamiento, el tumor puede seguir creciendo y dispersándose por el tejido circundante o por otras partes del organismo. Los tumores más frecuentemente diagnosticados son el colorrectal, mama, próstata, pulmón y vejiga.

Constituye, junto con las enfermedades cardiovasculares, el principal problema de salud pública de nuestros tiempos a nivel mundial.

Las causas del cáncer

El cáncer se genera por la transformación de las células sanas en tumorales, progreso que lleva varias etapas. Estas alteraciones son la consecuencia de la interacción entre los factores genéticos de la persona y una serie de factores externos, o también llamados carcinógenos :

    • Físicos: como radiaciones ultravioletas e ionizantes
    • Químicos: amianto, componentes del tabaco, contaminantes de los alimentos (aflatoxinas), y el arsénico.
    • Biológicos: determinados virus, bacterias y parásitos.

 

El envejecimiento también es una causa fundamental en la aparición del cáncer, pues su incidencia aumenta mucho con la edad. Esto se le puede achacar a la acumulación de factores de riegos combinados a la pérdida de eficacia de los mecanismos de reparación celular. 

 

 

La prevención del cáncer

La prevención es un componente esencial de la lucha contra el cáncer. Es el conjunto de acciones que se pueden llevar acabo con la finalidad de reducir la incidencia y/o mortalidad del cáncer.

Para ello podemos hacerlo por dos vías:

    • Prevención Primaria: Evitar o mitigar aquellos factores identificados de riesgo o que están asociados a un desarrollo cancerígeno. Las acciones estarían encaminadas a modificar los hábitos poco saludables de la población hacia otros más adecuados.
    • Prevención Secundaria: se basa en las acciones encaminadas a la detección precoz de determinados tumores malignos. Estas acciones se las conocen como programas de screeningo cribado.

 

Prevención Primaria: trabajar sobre los factores de riego

Entre un 30 y un 50% de los cánceres se pueden evitar, según estima la OMS. Pero para ello, hay que trabajar en la reducción de los factores de riesgo y aplicar estrategias preventivas.

Esto se consigue ofreciendo información por medio de campañas y realizando programas de educación para la salud, concienciando y ayudando a las personas a adoptar y mantener hábitos de vida saludables.

Actualmente, cerca de un tercio de las muertes por cáncer se deben a los principales factores de riego conductuales y dietéticos, los cuales se pueden modificar o evitar:

    • Consumo de alcohol: el riesgo de padecer muchos cánceres aumenta cuanto mayor sea el consumo de alcohol, e incluso la ingesta moderada aumenta el riego de cáncer.
    • Sobrepeso y obesidad: el exceso de peso, especialmente en adultos, esta relacionado con un mayor riesgo de desarrollar hasta 12 tipos distintos de cáncer.
    • Alimentación y nutrición: las dietas con mucha carne roja, procesada, alimentos con mucha sal, y con muy pocas frutas y verduras; repercuten en el riesgo de cáncer.
    • El consumo de tabaco: en el humo del tabaco hay presente al menos 80 sustancias cancerígenas. Por ello, fumar o marcar tabaco puede no solo causar cáncer de pulmón y boca, sino que también se asocia a muchos otros canceres.
    • Actividad física: mantener un peso saludable y realizar actividad física de forma regular puede evitar una de tras muertes por cáncer.
    • Exposición solar: la radiación ultravioleta es el agente carcinógeno más importantes en los diferentes tipos de cáncer de piel. Reducir la exposición solar o usar protector solar son las mejores medidas a tener en cuenta.

La modificación o prevención de estos principales factores de riego pueden reducir de forma significativa la carga de cáncer.

Prevención Secundaria: la detección precoz

Parte del objetivo de disminuir la prevalencia, evitar las secuelas, mejorar el pronóstico y disminuir las tasas de mortalidad.

Y para ello, se utilizan los programas de cribado o de detección precoz. Consisten en llevar a cabo pruebas diagnosticas a personas, en principio sanas, pero que se encuentran en un grupo de riesgo, con el fin de detectar lesiones precancerosas, y así, intentar mejorar su pronóstico.

Se ha visto un beneficio con estos programas, al reducir el número de casos, como de la mortalidad, principalmente en el cáncer de mama, colon y cérvix, para los que existen hoy día cribados poblacionales.

Cada programa se caracteriza por unos factores:

    • Debe ir dirigido a la detección precoz de un tumor concreto. Este tumor debe poderse diagnosticas bien en las fases más precoces de la enfermedad o en fases premalignas.
    • Hay que precisar a qué población sana tiene más riesgo de desarrollar dicho cáncer.
    • La prueba que lo detecte tiene que ser sencilla.
    • Es fundamental que exista un tratamiento eficaz para las fases tempranas de la enfermedad.

 

Cuando el resultado de test de screening es positivo, siempre es necesario realizar más pruebas para confirmar o descartar el diagnóstico. Este tipo de diagnostico tienen una serie de ventajas, que benefician enormemente a la persona en el momento de llevar a acabo el tratamiento del cáncer.

    • Por regla general se reciben tratamiento menos agresivos y más eficaces.
    • Los efectos secundarios del tratamiento son menores, y con ello no se ve alterada la calidad de vida del paciente.
    • Si se diagnostica la lesión premaligna se puede evitar su evolución a un cáncer, por lo que la supervivencia es mucho mayor.

 

 

 

Referencias:

Sigue nos o da un me gusta:
error

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp Escríbenos

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si sigues navegando, entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar