Ictus: ¿Es posible prevenirlo? Recomendaciones terapéuticas

923 057 037

info@nepsa.es

 Ictus: ¿Es posible prevenirlo?

El 29 de octubre de cada año se celebra a nivel internacional el día mundial del Ictus. Una patología que afecta cada año a más de 120.000 personas solo en España. Por eso, queremos dedicar este artículo a este importante tema.

El Ictus 

El accidente cerebrovascular o Ictus es un trastorno de la circulación sanguínea cerebral, generalmente de comienzo brusco, que puede ser consecuencia de una lesión vascular secundaria de tipo isquémico o hemorrágica (Figura 1).

 

                                          Figura 1

El ictus representa uno de los mayores problemas de salud pública y representa la tercera causa de muerte en los países occidentales, después de las enfermedades cardiovasculares y del cáncer.  La mayoría de las personas que sobreviven a un ictus se quedan con importantes limitaciones físicas y cognitivas y requieren una asistencia constante para poder desempeñar sus actividades diarias.

En los últimos años, se han desarrollado diferentes tratamientos para reducir las agudas secuelas generadas por el ictus. Sin embargo, la prevención mediante la puesta en marcha de una serie de medidas preventivas sigue siendo la estrategia más efectiva para reducir las devastadoras e irreversibles consecuencias generadas por esta patología.

Prevenir el Ictus

Por medidas preventivas se hace referencia a una serie de hábitos de vida saludable, conductas y condiciones de salud que son en grado de reducir el riesgo de padecer un ictus. En particular, se destacan los siguientes factores modificables:

  • Reducción de la hipertensión arterial;
  • Constante seguimiento médico de sujetos con historia previa de problemas cardiovasculares;
  • Constante seguimiento médico en sujetos con historia previa de ictus;
  • Dejar de fumar;
  • Reducción y control del peso en sujetos con obesidad;
  • Reducción de los niveles de colesterol;
  • Realizar actividad física moderada;
  • Constante seguimiento médico de sujetos con diabetes;
  • Moderar el consumo de alcohol y adoptar una alimentación equilibrada;

Consideraciones finales

Las investigaciones analizadas evidencian como la puesta en marcha de estas medidas preventivas por parte de la población general lleva a una reducción entre el 44% y el 79% de padecer un Ictus. Asimismo, los efectos de estas medidas preventivas se han demostrado eficaces incluso en los sujetos que ya presentan un elevado riesgo de padecer esta patología.

Finalmente, se destaca, por lo tanto, la necesidad de realizar más campañas de sensibilización sobre la importancia de adoptar estas medidas preventivas a lo largo de toda la vida y que al mismo tiempo tengan como diana sea la población general que los sujetos con mayores riesgos.

Referencias

 

Sigue nos o da un me gusta:

Sergio Guarino

Neuropsicólogo Clínico en NEPSA Rehabilitación Neurológica. Graduado en Psicología en la Universidad de Parma (Italia). Máster en Ciencias de la Mente en la Universidad de Turín (Italia) y en Neuropsicología en la Universidad de Salamanca. Especialista en Neuropsicología y responsable divulgación científica Nepsa - Rehabilitación Neurológica.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si sigues navegando, entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar