Trastornos de la Comunicación - Nepsa Rehabilitación Neurológica

923 057 037

info@nepsa.es

Trastornos de la Comunicación

Los Trastornos de la comunicación comprenden las alteraciones del lenguaje, el habla y la comunicación que no pueden atribuirse a:

  • Un déficit auditivo o sensorial de otro tipo.
  • Una disfunción motora o a otra afección médica o neurológica.
  • Discapacidad intelectual o retraso global del desarrollo.

 

En el “Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales” (DSM-5), los Trastornos de la comunicación se encuentran incluidos entre los Trastornos del desarrollo neurológico. Además, entre ellos, se diferencian: (1) el Trastorno del lenguaje, (2) el Trastorno fonológico, (3) el Trastorno de fluidez (tartamudeo) de inicio en la infancia, (4) el Trastorno de la comunicación social (pragmático) y (5) el Trastorno de la comunicación no especificado. Y en todos los casos, el inicio de sus síntomas se produce en las primeras fases del período de desarrollo.

A continuación, se van a exponer brevemente los rasgos más destacados de cada uno de los Trastornos de comunicación:

 

Trastorno del lenguaje

El Trastorno del lenguaje se caracteriza por la presencia de dificultades persistentes en la adquisición y uso del lenguaje. Debido a deficiencias de la comprensión o la producción, entre sus síntomas se distingue:

  • Vocabulario reducido.
  • Estructura gramatical limitada.
  • Deterioro del discurso.

 

Trastorno fonológico

El Trastorno fonológico se identifica por una dificultad persistente en la producción fonológica que interfiere con la inteligibilidad del habla o impide la comunicación verbal de mensajes.

 

Trastorno de la fluidez de inicio en la infancia (tartamudeo)

El Trastorno de fluidez de inicio en la infancia se caracteriza por alteraciones de la fluidez y la organización temporal normales del habla que son inadecuadas para la edad de la persona y las habilidades de lenguaje. En base a él, es frecuente la aparición de:

  • Repetición de sonidos y sílabas.
  • Prolongación de sonido de consonantes y de vocales.
  • Palabras fragmentadas.
  • Bloqueo audible o silencioso (pausas en el habla).
  • Circunloquios (sustitución de palabras para evitar palabras problemáticas).
  • Palabras producidas con un exceso de tensión física.
  • Repetición de palabras completas monosilábicas.

 

Trastorno de la comunicación social (pragmático)

El Trastorno de la comunicación social se define por dificultades persistentes en el uso social de la comunicación que se manifiesta por los siguientes factores:

  • Deficiencias en el uso de la comunicación para propósitos sociales de manera que sea apropiada al contexto social.
  • Deterioro de la capacidad para cambiar la comunicación de forma que se adapte al contexto o a las necesidades del que escucha.
  • Dificultades para seguir las normas de conversación y narración.
  • Dificultades para comprender lo que no se dice explícitamente y significados no literales o ambiguos del lenguaje.

 

Trastorno de la comunicación no especificado

El diagnóstico de Trastorno de la comunicación no especificado se realiza en los casos en los que predominan los síntomas característicos del Trastorno de la comunicación pero en los que no se cumplen todos los criterios del mismo.

Esta categoría se utiliza en situaciones en las que el clínico opta por no especificar el motivo de incumplimiento de los criterios de Trastorno de la comunicación o de un Trastorno del desarrollo neurológico específico, así como, en las situaciones en las que no existe suficiente información para hacer un diagnóstico más específico.

 

Tratamiento

El tratamiento de los Trastornos de comunicación debe ser interdisciplinar. Concretamente, el equipo profesional ideal que debería llevarlo a cabo tendría que estar formado por psicólogos y logopedas, entre otros.

Centrándonos, en la labor que desarrollan estos últimos profesionales, cabe destacar la finalidad de la misma. Los logopedas se encargan de la prevención, evaluación, tratamiento y estudio científico de la comunicación. Entre sus funciones se encuentran:

  • Seleccionar el tratamiento adecuado y explicar y argumentar el mismo.
  • Explicar los objetivos y etapas del tratamiento escogido.
  • Evaluar la propia intervención.

 

No obstante, el tratamiento logopédico difiere en función de la patología y los tratamientos de rehabilitación son individualizados.

 

Referencias

  • Association, A. P. (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (DSM-5). American Psychiatric Association Publishing.
  • Federación Española de Daño Cerebral. (Ed.) (2007). Logopedia y daño cerebral. Madrid, España: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.
Sigue nos o da un me gusta:
error

Alba Arenas Rodríguez

Divulgación Científica "NEPSA Rehabilitación Neurológica". Doctoranda en Psicología en la Universidad Complutense de Madrid (Línea de investigación: Neurociencia cognitiva y Psicología experimental). Máster en Neuropsicología en la Universidad de Salamanca. Licenciatura en Psicología en la Universidad de Salamanca.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp Escríbenos

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si sigues navegando, entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar