Cuidado postural del paciente encamado tras ACV - Nepsa Rehabilitación Neurológica

923 057 037

info@nepsa.es

Cuidado postural del paciente encamado tras ACV

Durante el periodo agudo tras un accidente cerebro vascular (ACV), como por ejemplo un ictus, los principales objetivos en cuanto a cuidados del paciente se refiere  estarán centrados en evitar los efectos secundarios al decúbito (tumbado), como pueden ser la rigidez articular o las úlceras por presión (UPP).

Evitar éstas últimas es muy importante, pudiendo ayudar a prevenirlas  una serie de recomendaciones:

– Utilización de un colchón anti-escaras: son colchones provistos de cámaras de aire que se hinchan y deshinchan en distintas zonas de manera alterna, cambiando así las zonas de roce y presión durante el decúbito y evitando la aparición de escaras.

– Protección de las zonas de riesgo con la colocación de almohadas o vendajes de algodón que suavicen las presiones. Las zonas más frecuentes de aparición de UPP son el sacro, los codos, glúteos, talones y trocánteres (prominencia ósea a cada lado de las caderas).

– Realizar cambios posturales cada 2-4 horas, pasando del decúbito supino a los laterales. Prestando especial atención a la cabeza y al hemicuerpo afecto, evitando posiciones patológicas y que puedan generar subluxaciones o rigidez articular.

En próximas entradas analizaremos detalladamente cómo realizar estos cambios posturales.

Sigue nos o da un me gusta:

nepsa

WhatsApp Escríbenos

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si sigues navegando, entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar