Motivos por los que tratar el Trastorno Obsesivo Compulsivo con Neurofeedback - Nepsa Rehabilitación Neurológica

923 057 037

info@nepsa.es

Motivos por los que tratar el Trastorno Obsesivo Compulsivo con Neurofeedback

Tratar el Trastorno Obsesivo Compulsivo con neurofeedback ya es posible, y puede dar muy buenos resultados.

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) se caracteriza por pensamientos repetitivos, desagradables, y que causan ansiedad (obsesiones). Estos pacientes tratan de aliviar dicha ansiedad a través de comportamientos o rituales que pueden ser físicos o mentales. Estos últimos se llaman compulsiones, y relajan temporalmente al paciente. A largo plazo mantienen el trastorno, estableciendo un círculo vicioso.

Las preocupaciones típicas del TOC suelen ser miedo a ser contaminado, miedo a hacerse daño a sí mismo o a otros, o temáticas enfocadas en la moral o religión del individuo.

Las compulsiones más frecuentes son el control excesivo (comprobar varias veces si ha cerrado con llave), la limpieza, el orden, contar, o el acaparamiento.

Todo esto está sustentado en una actividad cerebral anómala, principalmente en la zona frontal. Simplificando mucho, podemos decir que algunas zonas del cerebro funcionan muy lentamente mientras que otras van demasiado rápido. Así el paciente siente que, a pesar de su esfuerzo, no puede detener sus obsesiones ni abandonar sus rituales.

El neurofeedback puede propiciar un cambio físico en el funcionamiento cerebral, de forma que los pensamientos y comportamientos no deseados desaparecen.

A continuación, podrás conocer…

Los motivos por los que tratar el Trastorno Obsesivo Compulsivo con Neurofeedback

tratar TOC con neurofeedback

Reducción notable de los síntomas

Una vez localizadas las áreas del cerebro que están provocando los síntomas, se programa un entrenamiento con neurofeedback que ayude al cerebro a establecer unos patrones de ondas más saludables.

Al cabo del tiempo y con una suficiente práctica, el cerebro creará por sí mismo un patrón de funcionamiento adecuado, que dará lugar a un mayor bienestar.

Después del entrenamiento se observa una importante mejora de los síntomas. Esto se ha demostrado en la investigación de Hammond (2003) (un porcentaje de mejora que ronda el 85% en los dos pacientes estudiados), y en la de Sürmeli y Ertem (2011), en la que 33 de 36 pacientes mejoraron.

Las personas indicaban sentirse mucho más tranquilas, afirmando que ya no tenían que esforzarse continuamente para frenar sus pensamientos y compulsiones.

Neurofeedback vs medicación

El neurofeedback tiene muchas ventajas frente a la medicación. Es cierto que en ocasiones la medicación puede ser de ayuda, pero en muchos otros casos no resulta efectiva. Además, puede acompañarse de efectos secundarios y no se recomienda para ciertos pacientes (mujeres embarazadas y niños).

En cambio, el neurofeedback no posee efectos secundarios si lo realiza un profesional y puede utilizarse en gran variedad de casos.

Neurofeedback vs terapia de exposición

El principal tratamiento del TOC es la exposición con prevención de respuesta, una técnica en la que el paciente debe acercarse a aquello que teme sin realizar el comportamiento compulsivo.

Es algo efectivo, no obstante, suele ser muy desagradable para la persona y los abandonos del tratamiento son frecuentes.

Cambios estables

Por otro lado, una vez que la medicación se interrumpe, los síntomas del TOC pueden regresar. Sin embargo, se ha demostrado que el entrenamiento con neurofeedback produce cambios estables en el funcionamiento del cerebro que se mantienen después de finalizar el tratamiento.

Por ejemplo, en el estudio de Hammond (2003), la mejora de los síntomas permanecía en los dos pacientes con TOC tratados con neurofeedback durante 13 y 15 meses después de terminar el entrenamiento. Esto se corroboraba por la familia y por un inventario específico para evaluar este trastorno.

Mientras que, en la investigación de Sürmeli y Ertem (2011) los sujetos volvieron a entrevistarse unos 26 meses después del estudio. Se halló que gran parte de ellos mantenían sus mejoras.

Si quieres saber más sobre el neurofeedback y el Trastorno Obsesivo Compulsivo, estaremos encantados de ayudarte. Contacta con nosotros aquí.

Referencias

  • Hammond, D. C. (2003). QEEG-guided neurofeedback in the treatment of obsessive compulsive disorder. Journal of Neurotherapy, 7(2), 25-52.
  • Obsessive Compulsive Disorder (OCD). (s.f.). Recuperado el 30 de mayo de 2017, de Center for Brain: https://www.centerforbrain.com/conditions/obsessive-compulsive-disorder/
  • OCD Symptoms? Excessive worrying? Help with Neurofeedback. (s.f.). Recuperado el 30 de mayo de 2017, de BrainTrainUK: http://www.braintrainuk.com/other-conditions-that-neurofeedback-supports/neurofeedback-for-ocd/
  • Sürmeli, T., & Ertem, A. (2011). Obsessive compulsive disorder and the efficacy of qEEG-guided neurofeedback treatment: A case series. Clinical EEG and Neuroscience, 42(3), 195-201.
Sigue nos o da un me gusta:

Cinta Martos Silván

Licenciada en Psicología en la Universidad de Huelva. Máster en Cerebro y Conducta (Universidad de Sevilla). Redacción de artículos de divulgación principalmente sobre neurociencia. Especialista en Neuropsicología.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si sigues navegando, entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar