¿Seguro que es TDAH? Mapa Cerebral desvela el verdadero problema (Caso Real) - Nepsa Rehabilitación Neurológica

923 057 037

info@nepsa.es

¿Seguro que es TDAH? Mapa Cerebral desvela el verdadero problema (Caso Real)

El diagnóstico de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) tiende a ser el “cajón de sastre” donde se incluyen a niños con problemas muy distintos.

El conocido Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V), afirma que algunos de los síntomas que pueden indicar la presencia de TDAH son:

– “Con frecuencia corretea o trepa en situaciones en las que no resulta apropiado.”

– “Con frecuencia evita, le disgusta o se muestra poco entusiasta en iniciar tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido.”

– “Con frecuencia pierde cosas necesarias para tareas o actividades.”

TDAH QEEG

Es cierto que se requiere el cumplimiento de muchos más criterios para hacer el diagnóstico de TDAH. Sin embargo, éste continúa provocando numerosas confusiones ya que, a grandes rasgos, los síntomas parecen comunes en algunos niños.

No es extraño que muchos se aventuren a diagnosticar TDAH habiendo realizado procedimientos de evaluación incompletos, siendo posible que las manifestaciones se deban a otros problemas o trastornos.

¿Cómo saber si es TDAH o no?

El caso que vamos a describir es el de un niño de 10 años diagnosticado de TDAH. Los profesores y compañeros veían al pequeño “en su mundo”.

Decían que tenían que subir la voz para llamar su atención. También presentaba problemas en la compresión lectora, lo que se interpretó como TDAH de tipo inatento.

No obstante, esto no es lo que parecía cuando se observó la actividad cerebral a través del QEEG.

Con esta técnica, se pueden obtener mapas cerebrales de la distribución de la energía en la superficie del cerebro. Así, como observar la zona concreta de donde proviene la actividad anormal.

mapeo cerebral

Ejemplo de QEEG (las zonas rojas indican más actividad y las azules menos. Las verdes representan una actividad intermedia o dentro de la normalidad)

En este caso, el QEEG reveló que la actividad cerebral no correspondía al patrón típico de TDAH.

Además, por medio de LORETA (Low Resolution Tomography) se comprobó que la región alterada era el área 22 de Brodmann.

area brodmann trastorno lenguaje

El área 22 de Brodmann parece estar asociada con el procesamiento del lenguaje y su comprensión.

Por tanto, gracias a la realización de un QEEG, se comprobó que los síntomas no eran debidos a TDAH, sino que realmente se correspondían con un Trastorno del Lenguaje.

Un tratamiento acertado

Posteriormente, se inició un tratamiento con neurofeedback, una técnica que ha demostrado excelentes resultados. Tras 12 sesiones, ya se podían observar notables mejoras en la atención y compresión lectora del paciente.

Imagine el tiempo y el dinero que se hubiera derrochado si se hubiese tratado este caso como TDAH.

Por eso, un diagnóstico correcto es esencial para trabajar en los déficits de manera adecuada y lo antes posible.

En definitiva, el QEEG es una herramienta fundamental cada vez más usada para realizar diagnósticos más precisos y así programar los mejores tratamientos.

Sigue nos o da un me gusta:

Cinta Martos Silván

Licenciada en Psicología en la Universidad de Huelva. Máster en Cerebro y Conducta (Universidad de Sevilla). Redacción de artículos de divulgación principalmente sobre neurociencia. Especialista en Neuropsicología.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si sigues navegando, entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar