Cómo afecta la Sobrecarga de Actividades a los niños con Dificultades de Aprendizaje y TDAH - Nepsa Rehabilitación Neurológica

923 057 037

info@nepsa.es

Cómo afecta la Sobrecarga de Actividades a los niños con Dificultades de Aprendizaje y TDAH

“Mi hijo tiene dificultades de aprendizaje y quiero hacer todo lo posible por ayudarle. En primer lugar, acude por las tardes a refuerzo de las asignaturas que peor se le dan. También está en fútbol dos veces a la semana, para que haga ejercicio.

Si tiene exámenes, yo le ayudo a estudiar en casa hasta que se lo sepa todo. Muchas veces nos quedamos hasta por la noche repasando; y, aunque trato de tener paciencia, termino de los nervios y agotada. Y para colmo lo que más me preocupa es que sus notas no están mejorando… ¡Si pone empeño y se pasa el día estudiando! ¿Cómo es posible?

Ya no sé qué hacer, creo que voy a llevarle a un especialista, a ver si encuentro un hueco libre…”

sobrecarga actividades dificultades aprendizaje tdah

¿En qué consisten las dificultades de aprendizaje?

Las dificultades de aprendizaje constituyen un término muy amplio que engloba una gran variedad de problemas en el aprendizaje. No tiene nada que ver con la motivación, la pereza o la inteligencia. Simplemente el cerebro se conecta de forma diferente debido a alteraciones leves durante el desarrollo neurológico.

Esto da lugar a un distinto procesamiento de la información que se refleja en dificultades para aprender cosas nuevas.

Los tipos más habituales abarcan problemas en la escucha, en el habla, en la lectura, escritura, matemáticas o razonamiento.

Algo similar ocurre en el caso del Trastorno por Déficit de Atención con/sin Hiperactividad (TDAH). Los niños con este trastorno suelen tener problemas en el rendimiento académico por su incapacidad para permanecer sentados, concentrarse, seguir instrucciones y organizarse.

Estas dificultades pueden llegar a ser muy frustrantes para los niños. Ellos ven que a pesar de sus esfuerzos no avanzan como sus compañeros de clase, lo que les provoca baja autoestima, aislamiento y problemas de conducta.

La consecuencia más perjudicial de estas dificultades es nivel socio-emocional, aunque los padres siempre se centran en ayudarles en el ámbito académico. Pero, ¿qué ocurre cuando sobrecargamos a estos pequeños de actividades académicas y extraescolares?

Signos y síntomas de la sobrecarga de actividades

A la frustración y baja autoestima que son consecuencia de los problemas para aprender, se les añaden los siguientes signos y síntomas que provienen de la sobrecarga de actividades:

– Frecuentemente parecen irritables y de mal humor.

– Siempre están cansados.

– Parecen deprimidos.

– Tienen dificultades para conciliar el sueño.

– Están estresados y nerviosos.

– Se ponen enfermos o se quejan de dolores (cabeza, estómago) con frecuencia.

– Su rendimiento académico no mejora, incluso puede empeorar.

– Pobre vida social debida a la falta de tiempo libre.

En definitiva, es posible que los niños no expresen que están abrumados por tener una agenda tan apretada, pero sus notas bajas, ponen excusas para faltar a algunas actividades y no tienen ganas de jugar.

Además, los padres también pueden sentirse estresados y cansados al tener que llevar a su hijo de una actividad a otra, ayudarles en casa, consultar a educadores y otros especialistas, etc.

El tiempo libre y el descanso es fundamental

Muchos padres tienen buena intención y quieren lo mejor para sus hijos, cometiendo muchas veces el error de sobrecargarlos de actividades. Es cierto que hay que intervenir en las dificultades de aprendizaje, pero no debe prescindirse de tiempo de descanso y disfrute. Es importante que los niños dispongan de horas libres para hacer lo que deseen, sin actividades programadas.

“Mejor calidad que cantidad”

Y, por supuesto, es fundamental que toda intervención esté minuciosamente programada y supervisada por un profesional.

Es incorrecto pensar que para mejorar las dificultades de aprendizaje los niños deban trabajar más y más. En realidad, lo que influye es que los ejercicios y actividades sean los correctos e incidan justo en los puntos débiles de cada caso.

Una intervención adecuada produciría una reorganización de las conexiones neuronales del cerebro, que faciliten la adquisición de nuevas habilidades; como la lectura y la escritura.

Si sospechas que tu hijo puede requerir este tipo de ayuda, no esperes y busca apoyo. Cuanto antes se intervenga, mejores resultados se obtendrán. Puedes contactar con nosotros si necesitas más información.

Referencias

  • Kemp, G. S. (abril de 2017). Learning Disabilities and Disorders. Obtenido de Help guide: https://www.helpguide.org/articles/autism-learning-disabilities/learning-disabilities-and-disorders.htm
  • Los Niños con Problemas del Aprendizaje. (21 de Julio de 2017). Obtenido de American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (AACAP): http://www.aacap.org/AACAP/Families_and_Youth/Facts_for_Families/FFF-Spanish/Los-Ninos-con-Problemas-del-Aprendizaje-016.aspx
Sigue nos o da un me gusta:

Cinta Martos Silván

Licenciada en Psicología en la Universidad de Huelva. Máster en Cerebro y Conducta (Universidad de Sevilla). Redacción de artículos de divulgación principalmente sobre neurociencia. Especialista en Neuropsicología.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si sigues navegando, entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar